Sedena reconoce que rescatistas y buzos en la mina “no tienen espacio para avanzar”.

5

La Sedena mencionó que los buzos no logran entrar a la mina derrumbada por falta de espacio para avanzar.

Los elementos retiraron 13 polines de madera y 15 metros de manguera, enseguida participaron los buzos del Ejército para también ver más hacia el interior las condiciones del pozo.

Pese a que ayer ingresaron rescatistas y buzos, el general secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, informó que “no tienen espacio para avanzar, hay obstrucciones: maderas, polines y con las luces para ver el interior no tienen la visibilidad que requieren para hacer la identificación de lo que se encuentra”.

Los elementos retiraron 13 polines de madera y 15 metros de manguera, enseguida participaron los buzos del Ejército para también ver más hacia el interior las condiciones del pozo.

Sandoval informó que en el pozo 1 hay 4.9 metros de niveles de agua, en el pozo 2 de 6.9 metros, en el pozo de alivio no tienen medición y en el pozo 3 hay 9.1 metros, en el que se comenzaron labores de rescatistas.

“Se buscó la posibilidad de si había las condiciones para poder iniciar estas actividades. Hubo cuatro descensos en el pozo 3 en el que participó un elemento de rescate de la Sedena y un minero civil, de los voluntarios. Buscaron detectar las condiciones que tenía este pozo. Estaba obstruido, ellos abrieron el pozo un poco para que pudieran entrar los buzos”, indicó.

La coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa indicó que la entrada de los buzos de la Sedena al pozo 4 se dio este miércoles a las 17:56 horas.

“Se buscó bajar los niveles de agua en la mina, cuando llegamos estaban arriba de los 30 metros, han bajado de una manera extraordinaria por debajo de los 9 metros, esta estrategia es la correcta porque tenemos que bajar los niveles de agua para que puedan entrar los buzos rescatistas y puedan entrar con seguridad y se sepa los indicios qué es lo que encuentran en la mina”, señaló.

La funcionaria afirmó que la extracción del agua es de 24 horas. “Toda la noche se extrajo el agua. La siguiente etapa es la exploración de las condiciones de seguridad existentes por medio de los buzos que indicarán las condiciones para el ingreso”.

Sandoval indicó que “se va a continuar, el trabajo es constante, la extracción de agua, buscando que se tengan los niveles óptimos. Sin llegar al nivel que se considera apropiado para operar de todos modos los buzos y rescatistas van a seguir haciendo los intentos para llevar a cabo la actividad que tienen destinada”.

Con información de: PROCESO

Compartir.